Blog

Se encuentra usted aquí

Los límites de la expansión minera en el Perú

La Asociación Servicios Educativos Rurales (SER) acaba de lanzar a inicios de este año un libro de sumo interés para entender, a partir de estudios de caso, las complejas relaciones que se tejen entre la actividad extractiva minera y sus entornos locales. El texto está compuesto por tres ensayos. El primero a cargo de la antropóloga Patricia Quiñones, en el que analiza el caso del proyecto minero Santa Ana, centrando su atención en la manera cómo fue configurándose el conflicto entre autoridades y pobladores de los distritos de Huacullani y Kelullo, provincia de Chucuito, Puno y la empresa minera Bear Creek. El segundo estudio es de la comunicadora y antropóloga Diana Bernaola, sobre las implicancias de la presencia del proyecto minero Chinchinga, de Southern Perú Copper, en las comunidades de Hualla y Tiquihua, en la provincina de Victor Fajardo, Ayacucho. El tercer estudio corre a cargo del politólogo Mauricio Zavaleta, en el rastrea los inicios del conflicto alrededor del proyecto minero Conga, en Cajamarca. Este aporte del SER, se suma a la gran cantidad de conocimiento que se viene generando alrededor de las relaciones conflictivas entre la actividad minera y sus entornos sociales.

Lo interesante de la propuesta va por el análisis de los casos específicos, los mismos que ayudan a entender lo complejo de los vínculos que se generan en el tejido de relaciones entre los distintos actores presentes en este tipo de escenarios, que, generalizando, son la empresa, el Estado y las comunidades locales. A nuestro entender son tres elementos centrales sobre los que se llama la atención en los casos estudiados: el tema de la comunicación entre los actores; la cantidad, calidad, oportunidad de la información y su implicancia en los vínculos que se van generando.

El tipo o naturaleza de la relación establecida en los actores, que generalmente adquieren en cariz clientelar, en el que la lógica de la prebenda neutraliza lo que podría ser una relación horizontal, entre pares en el que sea el diálogo y la negociación constructiva la que establezca la pauta relacional. La presencia del Estado, por acción o generalmente por omisión juega un papel central en las relaciones conflictivas en estos escenarios. Importante aporte del SER que como decimos, se suma a la cantidad de conocimiento que se viene generando en este campo y que al parecer pasa desapercibido, dado que pareciera que no cuenta como capital para el aprendizaje, tanto de las empresas, el Estado y las propias comunidades.