Blog

Se encuentra usted aquí

Yo tengo un sueño, Martin Luther King, Jr.

…Tengo un sueño: que un día esta nación se pondrá en pie y realizará el verdadero significado de su credo: “Sostenemos que estas verdades son evidentes por sí mismas: que todos los hombres han sido creados iguales”.

Tengo un sueño: que un día sobre las colinas rojas de Georgia los hijos de quienes fueron esclavos y los hijos de quienes fueron propietarios de esclavos serán capaces de sentarse juntos en la mesa de la fraternidad.

Tengo un sueño: que un día incluso el estado de Mississippi, un estado sofocante por el calor de la injusticia, sofocante por el calor de la opresión, se transformará en un oasis de libertad y justicia.

Tengo un sueño: que mis cuatro hijos vivirán un día en una nación en la que no serán juzgados por el color de su piel sino por su reputación.

Tengo un sueño hoy….

Hace cincuenta años, el 28 de agosto de 1963, nació el discurso Yo tengo un sueño, más conocido en su idioma original como I have a Dream.   Estas palabras han sobrevivido en el imaginario de varias generaciones y cada vez que se pronuncian evocan a un hombre joven, negro, vestido con traje y corbata, frente a una multitud de 250.000 personas aproximadamente reunidas en la Marcha sobre Washington por el Trabajo y la Libertad.  Este hombre, ha sido uno de los pacifistas más notables en la historia de cualquier movimiento en favor de los derechos civiles, Martin Luther King, Jr.

La historia cuenta que padre e hijo se llamaban Michael King y Martin Luther King, Jr, cambió los dos nombres en honor a Martin Luther, teólogo, protestante, alemán. La religión siempre fue la fuente que alimentó la fe de estos dos hombres negros para creer que era posible una lucha pacífica contra la segregación practicada por un sistema político y económico de dominación blanca.  Tanto así que Martin Luther King, Jr. se graduó como teólogo y luego inició estudios de Teología Sistemática (1) y obtuvo el título de doctor en filosofía.

El discurso Yo tengo un sueño, fue un recurso respaldado por la complejidad cultivada por este pastor estadounidense bautista (2), con una carga simbólica alta y a la vez con alusiones muy reales, que apelaba a varias dimensiones del ser humano, pero no solo del ser humano negro, sufrido y excluido; el discurso, fue inclusivo y basado en la justicia para todos, en la unidad de todos, en la integración. Existen muchos análisis de este discurso.  Sin duda alguna, lo mejor de estas ilustradas palabras ha sido la dimensión emocional y personal que logra tocar y transformar aludiendo en sus palabras a cada uno de los ciudadanos, algunos, como los negros, no reconocidos como tal en ese momento y aún hoy día inmersos en un sistema notoriamente injusto para ellos.

Martin Luther King, Jr., con el tiempo, amplía su lucha y sus discursos por los derechos civiles de los negros y su oratoria se inunda de reivindicaciones sociales para los pobres de Estados Unidos y críticas al gobierno de su país por la Guerra de Vietnam y por apoyar las dictaduras en países de América Latina.  King muere asesinado por la fuerza de sus ideas y sus palabras que ya transitaban y trascendían luchas mayores e incomodaban el desarrollo del mundo desigual de la época que en mucho se parece al de ahora, sin dejar de reconocer y honrar su lucha basada en la disciplina de la desobediencia civil, que dejó transformaciones estructurales en tantas dimensiones de la humanidad.

Discurso de King, en el que escribiese su propio epitafio:

No es verdaderamente importante lo que ahora ocurre... Algunos han comenzado a […] hablar de amenazas que se perfilan. ¿Qué es lo que me podría ocurrir por parte de uno de nuestros malvados hermanos blancos? … Como todo el mundo, a mí me gustaría vivir mucho tiempo. La longevidad es importante, pero eso es algo que ahora no me preocupa. Yo solo quiero cumplir la voluntad de Dios. ¡Y él me ha autorizado a subir a la montaña! Y he mirado en torno a mí y he visto la tierra prometida. Puede que yo no vaya allí con vosotros. Pero quiero que sepáis esta noche que nosotros llegaremos como pueblo a la tierra prometida. Y estoy muy feliz esta noche. No tengo ningún temor. No tengo miedo de ningún hombre. ¡Mis ojos han visto la gloria de la venida del señor!

A King lo pudo matar cualquiera; tenía muchos enemigos, los enemigos de la Paz.

Para ver el discurso completo, haga clic aqui.

(1) La Teología Sistemática es el estudio de las doctrinas cristianas en su relación las unas con las otras en un sistema lógicamente consistente. Roger L. Smalling, T.M., pp 5

(2) Los bautistas creen que la Biblia enseña lo siguiente:

Biblia: La única fuente de autoridad en materia de fe y doctrina

Autonomía de las iglesias locales

Únicamente dos ordenanzas: Bautismo y Santa Cena

Todos los creyentes son sacerdotes

Iglesia de los salvados por Jesucristo

Separación de Iglesia y estado

Todos los creyentes tienen libertad de conciencia 

Acepta solamente dos oficios (Pastor y Diácono), L. Duane Brown, La Base Bíblica de los Bautistas, pp.5-6)